Estilo de vida
Tomar el algo, el arte de detener el tiempo
Por DosConSentidos
26 septiembre, 2019

Nuestro mundo palpita cada vez con mayor velocidad, y nuestros días parecen más largos, más llenos de tareas y actividades, pero a la vez, nuestro tiempo se pasa volando, acortándose tanto que sentimos que cada año transcurre más rápido que el anterior. Inventamos máquinas más veloces, más capaces, pero a la vez queremos esas máquinas, abandonando poco a poco nuestra condición humana para ser tan productivos como ellas. Es en este abandono de lo que somos, en esta carrera frenética hacia el producir, donde perdemos nuestras tradiciones y dejamos de forjar nuevos y bellos recuerdos, tanto para nosotros mismos, como para las generaciones que nos sucederán.

El algo, es esa tradición que debemos rescatar del olvido y volver a reclamar para nosotros, pues de ello depende que nuestro mundo no siga palpitando a un ritmo frenético y sin sentido, y que podamos hacer una pausa en esta carrera para así poder respirar. El algo o merienda, es la pausa en la tarde para tomar una bebida y comer un pequeño bocado, pero esta pequeña actividad trae consigo una magia capaz de detener el tiempo, y si eres tan afortunado de tener una buena compañía, éste te dejará recuerdos que perdurarán en las memorias de todos.

Esta tradición proviene del té inglés que se tomaba rigurosamente entre las 4pm y 5pm. Con la expansión del imperio inglés, esta tradición pasó al resto de naciones vecinas. Naturalmente fue adoptada en España y traída a nuestro continente, donde con el paso del tiempo la adoptaron hasta llegar a nosotros por nuestras abuelas y tías, llenando nuestra infancia de hermosos recuerdos.

La gran mayoría tenemos recuerdos de nuestros algos de la infancia, estos tenían una magia especial, el encanto constante de la voz de la abuela, o el hechizo del juego con los primos o los hermanos, la tv infantil que comenzaba a esa hora, o la salida a jugar con los amigos de la cuadra después de comer. Es esta tradición, estos recuerdos hermosos donde la tarde era larga y llena de magia, es la que debemos volver a recrear. Merecemos volver a sentirnos de esa manera, volver a sentir por medio de una bebida, como la tarde se vuelve noche conversando con los nuestros, deteniendo el tiempo mientras comemos algo delicioso.

Por medio del algo, podemos desacelerar las precipitosas pulsaciones del mundo, reconectarnos con nosotros mismos y también con aquellos a quienes queremos. Esta tarde de algo en Dos con Sentidos, la pasamos con nuestras amigas de @mirrorsintheattic compartiendo sus secretos para el cuidado de la piel, mientras disfrutábamos de unas deliciosas recetas para las tardes de algos y té.

Las recetas que preparamos para el algo, a continuación:

Galletas de Naranja, Queso Philadelphia y Naranja Confitada

Torta de Zanahoria y Garam Masala con Cintas de Zanahoria Confitadas en Tomillo

Mini tostadas de Pan Focaccia con Babaganoush, Pepino en cintas y Tomates rostizados en Vinagre de Vino

Pound Cake con Bocadillo y Queso Azul

Artículo por: David Vélez Gómez para Dos con Sentidos.

Flores de: Ferra, Boutique de flores.

Artículos relacionados

Comparte

Recetas relacionadas
Menú