InicioArtículosEstilo de vidaRecetas afrodisíacas; mito y leyenda.

Recetas afrodisíacas; mito y leyenda.

Estilo de vida
Recetas afrodisíacas; mito y leyenda.
Por DosConSentidos
5 octubre, 2018

Desde que la humanidad adoraba primitivos dioses, existió en cada cultura, alguno que cumplía con las funciones de la fertilidad, no solo asociadas con la reproducción y virilidad humana, sino también con la de hacer brotar las cosechas. Era a estos a quienes nuestros antepasados oraban por abundancia, por supervivencia ante la escasez o por vigor.

Aún en esta, la Era de la información, la comida afrodisíaca posee un aura mística que la rodea de visos exóticos; sus sabores, su historia y según de donde se cocine, sus efectos. Esta combinación de factores crean en el colectivo imaginario, una magia particular que la caracteriza, atrayendo la atención de muchos comensales, algunos en busca de conquistar a su pareja otros en busca de objetivos, más puntuales.

Empecemos por correr un poco el velo de mito que envuelve a la comida Afrodisíaca, no con el fin de menospreciarla, sino de apoderarnos de su conocimiento a nuestro beneficio.

En el pasado en épocas de paganismo e inquisición, los misterios de la alquimia y la magia, corrían el riesgo de la hoguera. En aquellas épocas oscuras, los que se atrevían a buscar estas fuentes, encontraban a menudo ingredientes comunes en las llamadas “Pociones de amor” ingredientes como la albahaca, la menta, la canela, el cardamomo, el jengibre, el azafrán o la vainilla. Estos, eran básicos en la preparación de dichas pociones mágicas. Aún ahora, algunos de esos ingredientes están relacionados con la preparación de las recetas Afrodisíacas.

Aún más atrás en el tiempo, en los comienzos de la civilización, cuando idolatraban a la diosa griega afrodita, la diosa del amor y la fertilidad, Ella surgió de las espumas del mar y es por esto, y por nada más, que se dice que la comida de mar es afrodisíaca, pues posee sus bendiciones y comparte sus orígenes. La verdad sea dicha, muchos personajes de la historia han sido relacionados con alimentos que “potenciaban” sus gestas amatorias o de conquista. Se dice que Casanova comía ostras y que Moctezuma comía chocolate, ambos en grandes cantidades. Vemos entonces que así como la comida de mar, el imaginario colectivo incluyó a estos ingredientes como Afrodisíacos.

La mente es uno de los elementos poderosos que poseemos como humanos, con ella creamos arte y ciencia, máquinas que se elevan por los cielos y empujamos el límite de nuestra realidad. Todas estas leyendas mencionadas, ciertas o no, han hecho que el mito de la comida Afrodisíaca crezca, y es ahí donde en verdad está la magia de su esencia. El verdadero poder de la comida Afrodisíaca se encuentra en la estimulación de la imaginación, en el crear el ambiente perfecto, tener una conversación entretenida, en crear tu propia leyenda y compartirla con esa persona que tanto te atrae. Los ingredientes son solo eso, herramientas para que tu puedas contar tu propia historia.

Artículos relacionados

Comparte

Recetas relacionadas
Menú