El asado, traído desde las brasas del tiempo. 6 recetas para un asado perfecto.

Comida
Comida
El asado, traído desde las brasas del tiempo. 6 recetas para un asado perfecto.
Por DosConSentidos
12 junio, 2019

Existe algo elemental y esencial en el asado, algo innegable y primitivo que nos define como humanos y como seres sociales. ¡Es verdad!

El ser humano es la única especie en el planeta que cocina sus alimentos, lo cual nos dio una ventaja evolutiva al desarrollar más nuestros cerebros que nuestros sistemas digestivos. Esto no ocurrió de la noche a la mañana, millones de años hicieron parte de este proceso, millones de noches al fuego después de la caza o la recolección, millones y millones de reuniones, de uniones, de momentos en donde buscábamos la compañía de otros, si no por afecto, por protección, porque allá afuera en la oscuridad de la noche el peligro acechaba siempre, con garras, dientes afilados o serpenteando invisible.

Nuestros ancestros sobrevivieron adversidades que nosotros no alcanzamos siquiera a vislumbrar, y en todas ellas entre los factores que los acompañaron fueron, la comida y el fuego. Es por eso por lo que un buen asado trae en nosotros sensaciones tan placenteras mientras lo disfrutamos.

Claramente ahora que no cazamos y el comercio es parte de nuestra vida, hay sitios especializados donde se puede comer de manera deliciosa, pero por lejos los mejores asados son aquellos íntimos en donde te reúnes con esa gente que llamas tu gente, tal vez tu familia, tal vez tus amigos. Es con esas personas con quienes compartir el fuego es más placentero, es con ellos con quien nos encontramos “a salvo” de la oscuridad y el peligro.

Por ello el asado es una celebración de vida, de supervivencia, de unión. Los mejores sabores se encuentran ahí, en la magia de una buena conversación y una buena risa. Donde compartimos con un fuego lento y cargado de aromas, esperando el resultado de nuestra caza y recolección. Es algo que está en nuestro ADN tras millones de años de uniones alrededor del fuego, uniones que formaron nuestras sociedades y culturas.

Todas las culturas del mundo tienen una versión del asado, el cual ha sido refinado por medio de un proceso evolutivo propio, influenciado por muchos factores, esto ha dado como resultado que cada país tenga diferentes cortes, formas de asar y rituales a la hora de reunirse alrededor de él. La costumbre de hacer asado no puede ser reemplazada por la experiencia de ir a un lugar especializado, su espíritu en esencia no es el mismo, y si lo miramos con el lente de la unión de quienes nos reunimos a compartir el fuego, esta resulta completamente vacía y efímera por decir lo menos.

Tal vez retomar la costumbre de reunirse con quienes llamamos “los nuestros” debería volver, tal vez para quienes lo hacen debería ser algo más frecuente, tal vez así, la vida se vuelva más reconfortante, sabiendo que cuando caiga la noche tendremos a una llama en donde podamos refugiarnos con tranquilidad.

(Por David Vélez Gómez para DCS)

Aquí te compartimos 3 recetas deliciosas preparadas al carbón y sus acompañantes:

Artículos relacionados

Comparte

Recetas relacionadas
Menú