Estilo de vida
Cien años de pasión por el vino, Bodegas Emilio Moro
Por DosConSentidos
16 abril, 2020

Tuvimos la oportunidad de charlar con José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro sobre su negocio familiar que tiene más de tres generaciones, su pasión por el vino, sobre la fundación y sus proyectos. Fue una charla muy amena y enriquecedora que en DosConSentidos.com queremos compartirles.

¿De qué hablamos?

Hablamos acerca de las empresas familiares y cómo deben tecnificarse en procesos administrativos de cómo solo un 7% de las empresas familiares sobreviven a una tercera generación. También nos contó, cómo su familia ha mantenido su pasión por el vino viva por tanto tiempo. Siguiendo las enseñanzas que su abuelo le transmitió a su padre en una cadena generacional que va desde 1891. 

Con don José Moro, también pudimos charlar sobre los recorridos de enoturismo. Para Bodegas Emilio Moro abrir las puertas de sus instalaciones es lo mismo que abrir las puertas de su corazón, pues ellos muestran su pasión y amor por el vino con total naturalidad y al final del recorrido el resultado más evidente es que todos quedamos más enamorados del vino que antes. 

Por último hablamos de la Fundación Emilio Moro y su trabajo maravilloso, llevando agua a comunidades en La guajira y Montería, retribuyendo a los países en donde han sido bienvenidos con su producto. Don José Moro, contó del libro “si lo sabes escuchar el vino te habla” cuyas ventas sirven para apoyar a la fundación en sus futuros proyectos. El libro estará en la Librería Nacional y en todas las tiendas de su distribuidor Dislicores a partir de marzo.

Entrevista: 

DosConSentidos.com: Algo que nos llamó mucho la atención, es que esta es una empresa familiar de 3 generaciones ¿Cómo han hecho para mantener la empresa familiar, la unidad familiar?, ¿cómo mantienen esa pasión por el vino viva por casi 100 años?

José Moro: Esa pasión, ese conocimiento, se ha ido transmitiendo de padres a hijos desde que mi abuelo nació en 1891 y le transmitió esa pasión a mi padre que nació en 1932, y él nos la transmitió a nosotros. Ellos vendían vino a granel solamente es en esta tercera generación cuando aparece esa denominación Ribera del Duero. Somos nosotros los que queremos embotellar, somos los que queremos poner el nombre de nuestro padre y nuestro abuelo. Y queremos hacer un producto de calidad para lanzarlo al mundo. A partir de ahí con la llegada de la cuarta generación nos regimos por un protocolo familiar para crear una mejor estructura empresarial.

Las estadísticas confirman que apenas el 7% de las empresas familiares, llegan a una tercera generación y es por la falta de estructuración y acuerdos, pero si estos protocolos existen las familias… las empresas familiares podrían durar por siempre.

DosConSentidos.com: También vemos que tienen recorridos de enoturismo muy completos. ¿De dónde surgió esta idea de acercar a las personas al mundo del vino con este tipo de turismo?  

José Moro: siempre hemos tenido claro que abrir las puertas de la bodega, es abrir las puertas del corazón a esa gente que nos visita. Explicarles cómo son nuestros viñedos, esos viñedos antiguos de 90 años, que tienen el alma abajo en la tierra y nosotros cada año tenemos que cogerla de la manera más cariñosa y cuidadosa posible. Y cuando los llevamos a la bodega les mostramos que vamos aplicándoles a nuestros vinos, unos procesos que cada año hacen que construyamos un vino mejor, esto hay que contarlo con mucha sabiduría, con mucha ternura con mucha elegancia. Y eso para mi significa abrirle las puertas, abrirle el corazón a la gente, que cuando la gente que viene a la bodega entiende todo eso que es necesario hacer, para elaborar un vino, esa gente se queda enamorada, valora el vino de una manera más importante.

Yo creo, que a los recorridos hay que dotarlos de todo lo que sea cultural. En cuanto a lo que hay alrededor de la zona, dotarle de todo lo que sea gastronómico y por eso es importante, que la gente que viene a visitarnos, no solo sea capaz de aprender en una cata los diferentes matices que hay o entender de vino, sino que pueda gozar de una magnífica gastronomía, como tenemos en Valladolid, en Castilla de León y de una arquitectura impecable, pues históricamente en España tenemos una arquitectura muy rica. Todo eso hace que la gente que vaya a pasar un fin de semana con nosotros, va a gozar de una manera entrañable en torno a ese producto mágico que es el vino.

DosConSentidos.com: ¿Qué variedades tienen?

José Moro: tenemos aprobados merlot, cabernet Sauvignon, pero en bodegas moro lo que más tenemos es tempranillo, Emilio Moro es cien por cien tempranillo, es el mismo de mi abuelo desde hace más de 100 años. Es el de la uva más pequeña, los racimos más sueltos y de esa manera podemos tener vinos más potentes, más concentrados y más duraderos. Tenemos el activo más grande que es la tierra, en la Ribera del Duero, donde ese clima extremo en invierno con heladas profundas y muy cálido en verano con precipitaciones medias y sobre todo septiembre que tiene la llave de una buena maduración de la uva con esos suelos calizos que le dan finura, elegancia, a los vinos. Esos suelos también ácidos que le dan potencia y estructura, que les dan madurez a los vinos.

Todo eso con una variedad y con una elaboración con mucha historia, con mucho conocimiento, empleando unas barricas hace que tengamos unos vinos con unas características comunes especiales, son vinos que te hacen sonreír, que ten dan las buenas tardes cuando entran a la boca que son amables, que son tiernos, pero que a la vez cuando los tragas, son vinos con un tanino muy pulido, muy importante. Ese tanino es como si quisiera quedarse en la boca para reivindicarse, para dar total satisfacción al consumidor. En definitiva, yo creo que los vinos de Emilio Moro tienen esas características muy bien impregnadas.

DosConSentidos.com: ¿Esa 4 generación que nos menciona, tiene que ver con su página web tan completa y amigable?

José Moro: No, nosotros siempre hemos sido muy disruptivos, innovadores, siempre hemos querido mostrar nuestra esencia. Desde el principio yo en vez de ir a las ferias de vino, me iba a vender el vino a desfiles de moda, a presentaciones de libros. Siempre tienes que ser auténtico en todo, y la comunicación para mi a sido tremendamente importante desde los inicios, hoy día con los avances tecnológicos y según va este cambio de era digital, el que no esté apostando por una buena digitalización, una buena comunicación a través de una página web y de ser disruptivo en lo que hace pues se va a quedar atrás y por eso nuestros esfuerzos con la página. También con nuestro libro que no solo está en su formato físico en la Librería Nacional y en todas las tiendas de nuestro distribuidor Dislicores a partir de marzo. Todos los beneficios que se recauden de la venta del libro son para nuestra fundación Emilio Moro.

DosConSentidos.com: ¿Nos podría contar un poco de la fundación y de sus proyectos?

José Moro: En el exterior la fundación Emilio Moro, está trabajando bajo el eslogan el vino ayuda al agua, hemos estado en Sri Lanka, en Nicaragua, en Lima, hemos estado 3 años en México llevando agua hacia las escuelas. El año pasado empezamos un proyecto en Colombia, en La Guajira, en Montería, donde llevamos agua a una comunidad indígena y estuvimos visitando el proyecto.

Yo creo que la responsabilidad social es parte de la forma de ser de la familia moro, y la verdad es que cuando haces cosas por los demás no sólo los ayudas a ellos, sino que te ayudas a ti mismo.  Nosotros en ese sentido queremos compartir en esos países donde se estamos comercializando el vino y nos están abriendo sus brazos y su corazón, y por eso nos sentimos muy orgullosos de poder ayudar. Por eso todo lo que se recaude con el libro “si lo sabes escuchar el vino te habla” irá dedicado para apoyar proyectos de la fundación Emilio Moro.

DosConSentidos.com: ¿Cómo podemos hacer parte de la fundación?

José Moro:  las maneras están en nuestra página web emiliomoro.com, ahí tenemos formas como apadrinar una cepa que una cepa lleve tu nombre en la etiqueta, con ello tienes derecho a una visita a la bodega y a una botella de vino. También vendemos algunas joyas, como un racimo de uvas en plata, o el vino más exclusivo que sacamos Emilio Moro clon, de la familia en homenaje a ese clon que tenía mi abuelo, es el vino más caro de la bodega, todo eso va dedicado para la Fundación Emilio moro.

DosConSentidos.com: ¿Cuál de los vinos es su vino favorito?

José Moro:  No hay vino favorito, cada vino tiene su momento. El vino es un estado anímico, el vino es sensorial, el vino es cultura, el vino es el mejor metabolizador de relaciones humanas, una persona un día está eufórica, otro día está un poco más triste, un día está cansado, otro día está pletórico. Dependiendo como está, esa persona es como tiene que elegir el vino, porque seguramente si está cansado le apetezca un vino menos complejo, más meloso, más redondo, más fácil de beber, entonces es un estado emocional que hay que acoplar a cómo nos sentimos las personas.

 

Artículos relacionados

Comparte

Recetas relacionadas
Menú