Procura evitar el riesgo cardiovascular al momento de cocinar

Las enfermedades asociadas con el riesgo cardiovascular cada día van en aumento, incluso la tasa de muertos por dichos padecimientos es una cifra alarmante según indica la ciencia médica; éstas se encuentran asociadas a diferentes factores bastante importantes, la ventaja es que la gran mayoría pueden controlarse por cada individuo.

Factores influyentes en el riesgo cardiovascular

Así como se nombra anteriormente, la mayoría de factores desencadenantes del riesgo cardiovascular y las enfermedades allegadas al mismo, pueden ser controlados por cada individuo; sin embargo, para poder supervisarlos sea hace necesario conocerlos.

Estos son algunos de ellos:

  • Consumo de alcohol.
  • Sedentarismo.
  • Sobrepeso.
  • Consumo de tabaco.
  • Malos hábitos alimenticios.

A partir de lo anterior, el análisis se hace bastante sencillo; la gran mayoría pueden controlarse con facilidad, así requieran ciertos sacrificios.

Malos hábitos alimenticios

Considerando la importancia de la cocina para cada uno de nuestros lectores, los hábitos alimenticios deben ser el tema primordial con respecto a los factores que favorecen el riesgo cardiovascular, por lo tanto, procuraremos ahondar más en el tema.

Siendo los responsables de la cocina, en el tema de la preparación de diferentes recetas y el empleo de un sinfín de ingredientes, surge la duda ante los hábitos que se están llevando a cabo en cuanto a la alimentación nuestra y de nuestros respectivos comensales; por lo tanto es necesario aclararlo.

Confusión frente a los alimentos saludables

Cuando se habla sobre el riesgo cardiovascular los primeros ingredientes puestos en tela de juicio son los que poseen colesterol y grasas saturadas, señalando que la ingesta de ellos fomenta el aumento de colesterol malo o también llamado ‘LDL’; no obstante, dichos componentes no son del todo malos para el organismo, su efecto varía según el alimento donde se encuentran.

Para un ejemplo acorde al tema está el huevo, alimento nutritivo compuesto por grasas saturadas y colesterol, el cual favorece al cuerpo ampliamente con su consumo regular.

Con base en lo anterior se hace necesario fijarse de manera mucho más estricta en el tipo de alimentos que se incluyen en las recetas llevadas a cabo en cada cocina; lo ideal no es descartar nutrientes como el colesterol y grasas saturadas, sino hacer de estos un consumo mucho más elaborado y controlado.

No perder de vista otros compuestos

La confusión no la generan únicamente las grasas saturadas y el colesterol, componentes presentes en diversos alimentos e ingredientes también pueden llegar a causar cierta confusión frente al riesgo cardiovascular; un claro ejemplo de ello son las grasas trans, la sal y el azúcar.

Frente a éstas se debe aclarar que sí representan un riesgo para el organismo, por lo tanto, cuando se consumen de manera excesiva el riesgo cardiovascular sí se ve afectado considerablemente, haciendo que los padecimientos asociados con el corazón y las vísceras hagan presencia.

Conociendo estos datos, la recomendación más acertada es emplear lo menor posible, ingredientes constituidos por estos componentes, así como el azúcar y la sal en exceso. Depende de cada uno y estando en la cocina, la tarea puede ser un poco más sencilla.

Procura evitar el riesgo cardiovascular al momento de cocinar
Calificación:
Imagen autor

Articulos Relacionados con Procura evitar el riesgo cardiovascular al momento de cocinar

Alimentos que no engordan a pesar de tener lípidos

Alrededor de los lípidos o grasas giran muchísimas afirmaciones, las cuales, en su gran mayoría,...

Únete a nuestro boletín