3 formas ideales de cómo hacer una salsa bechamel

La bechamel o salsa blanca es el acompañante especial para la italianísima lasaña.

El origen es debatido propiamente. Si bien resulta la pareja ideal de muchos platos nacidos en Italia, se dice que la salsa bechamel nació en Francia.

Por otro lado, existen muchos nombres con los que se le conoce, además de bechamel, o solo, salsa blanca: besamel o besamela.

La bechamel cobró popularidad por verse incluida en platos gratinados, no solo pastas, también verduras, carne, e incluso, pescado.

Desde un chef amateur hasta un profesional es capaz de realizar una salsa blanca, pese a que la receta original tuvo algunas modificaciones con el paso de los años.

La preparación tradicional es hecha a base de leche de vaca, harina de trigo, un punto de sal, mantequilla, y pimienta.

No obstante, la bechamel tiene numerosas alternativas que toman en cuenta los gustos o requerimientos de los comensales más exigentes.

¿Sabías que como alternativa a la harina de trigo puedes usar desde harina de arroz hasta solo fécula de maíz (maicena)?

Pues sí. El procedimiento es básicamente el mismo, y, funciona tan bien como la receta más tradicional para una salsa bechamel.

Solo nos queda dar con el paso a paso de cada una, para que puedas elegir tu mejor opción…

 

Salsa tradicional de bechamel

  1. Derretir 50 gramos de mantequilla, para añadir poco a poco, 50 gramos de harina de trigo. Remover con un batidor de globo.
  2. Cocer por un par de minutos para que la bechamel no sepa a harina cruda.
  3. Ir añadiendo 500 mililitros de leche de vaca. Debe ser poco a poco para evitar grumos. Seguir removiendo.
  4. Cuando empiece a hervir a fuego medio - bajo, retirar del fuego y agregar una pizca de sal, una pizca de pimienta, y si lo desea, una pizca de nuez moscada rallada.

 

Salsa de bechamel con harina de arroz (gluten free)

  1. Tome 60 gramos de arroz y triture en la licuadora hasta hacerlo polvo. Proceda a tamizar para evitar grumos.
  2. Mezcle 25 gramos de aceite de girasol con 5 gramos de aceite de oliva.
  3. En un recipiente, incorpore a la harina de arroz, los aceites.
  4. Tome una cazuela y póngalos a cocer en fuego medio - bajo por 2 minutos para agregar 2 tazas de leche de avena. Retira del fuego y agrega media cucharadita de sal, una pizca de pimienta, y de nuez moscada.

 

Salsa bechamel con maicena

  1. Caliente en un recipiente 400 mililitros de leche de vaca. Reserva.
  2. En otro recipiente, diluya 90 gramos de maicena en 400 mililitros de leche de vaca, evitando grumos.
  3. A la primera cazuela de leche, agregue el resto con la maicena.
  4. Regrese al fuego medio – bajo para salpimentar y remover constantemente con varillas de globo hasta que hierva y espese.

3 formas ideales de cómo hacer una salsa bechamel
Calificación:
Imagen autor

Articulos Relacionados con 3 formas ideales de cómo hacer una salsa bechamel

5 Consejos para Aspirantes a Chef

En la actualidad la gastronomía es una de las profesiones preferidas por los jóvenes. La mayoría...

Únete a nuestro boletín