16 motivos para no preferir la comida rápida sobre la preparada en casa

Comer en la calle es un placer, ya sea por falta de tiempo, ocio o simplemente quererlo por un día específico aunque no es lo indicado, los contras abundan pero si decidiste hacerlo debe estar preparado para conocer todo lo referente a la preparación de la comida rápida, entre otros aspectos.

Motivaciones para comer en casa:

La primera es que en la comida rápida tardamos menos en masticar este tipo de comida, como consecuencia, tarda menos en llegar al estómago. El cuerpo no se queda saciado y acabamos queriendo más.

También en muchas ocasiones, el cuerpo no reconoce cuando está saciado y seguimos consumiendo solo porque la comida rápida tarda en darla señal de estoy lleno.

Las hamburguesas se preparan en grandes fábricas y, posteriormente, se congelan. Es una táctica para servir la comida de forma más rápida.

Además, muchas veces, las marcas que vemos en las hamburguesas son artificiales. Se crean con aromas de humo para que dé la sensación de que se acaban de hacer a la parrilla.

Las ensaladas que ofrecen las cadenas de comida rápida pueden no ser la mejor opción porque contienen muchos adictivos y pueden tener muchísimas calorías.

No importa si es picaña, carne de cerdo, pollo o vaca porque la comida de estos restaurantes tienen casi el mismo sabor. Las empresas intentan que eso sea así para agradar al mayor número de personas posible.

Los huevos de las cadenas de comida rápida no son iguales a los que compramos en los supermercados. Tienen una composición diferente y contienen glicerol y un adictivo alimenticio.

El olor de la comida también es una forma de hacer que consumamos. Optan por mantener la puerta abierta para captar más clientes por el olfato.

Las máquinas de refrescos casi nunca se limpian, debido a la complejidad de esa tarea.

Los batidos de leche servidos en los restaurantes de comida rápida, llevan dos veces más azúcar que la dosis recomendada. Por esa razón, a mucha gente le encanta este tipo de dulce.

Si optas por comida para llevar, recuerda que perderá el sabor en unos cinco minutos porque esa comida está preparada para consumo inmediato.

Las opciones de comida saludable como ensaladas, sopas o carnes de ave son una forma de intentar persuadir a los clientes más reáceos.

La comida rápida tiene ahora más calorías que en el pasado debido a la variedad de productos y la adición de algunos químicos y azúcares extra.

Las hamburguesas de los restaurantes de comida rápida tardan solo entre 30 segundos y un minuto en hacerse porque ya están aderezadas y congeladas.

Para no perder tiempo, muchos de estos restaurantes acaban por no renovar los productos y no están frescos. Una buena opción es pedir patatas sin sal porque así prepararán unas exclusivas para ti.

Por último, muchas cadenas de comida rápida no tiran a la basura las sobras, sino que las aprovechan para servirlas de nuevo a los clientes.

16 motivos para no preferir la comida rápida sobre la preparada en casa
Calificación:
Imagen autor

Articulos Relacionados con 16 motivos para no preferir la comida rápida sobre la preparada en casa

Alimentos que te ayudarán a luchar contra la celulitis o piel de naranja

La celulitis es eso con lo que las mujeres luchan constantemente, al menos el 80% de la población femenina a...

Únete a nuestro boletín