Introducción a la Etiqueta
Articulos > Etiqueta > Introducción a la Etiqueta
Introducción a la Etiqueta
Sara Caicedo
2015-05-27
1186 Visitas a Introducción a la Etiqueta Comentarios sobre Introducción a la Etiqueta

Por fortuna en mi casa se nos enseñaron, desde pequeños, unas reglas básicas de comportamiento en la mesa del comedor, a las cuales se les llama etiqueta. Esta palabra viene de la palabra en francés étiquette, que quiere decir, literalmente, regla prescrita, viene de la palabra tiquete, posiblemente porque sobre éste se escribían las normas de comportamiento de los soldados.

Tener unas normas básicas de comportamiento alrededor de la comida es importante, pues la gente, sobretodo aquellas a quienes quisiéramos impresionar, ya sea su suegra o su posible futuro jefe, lo ve todo. No sólo lo ve todo, sino que además toma nota y no deja pasar nada, pero nada, por alto. No se convenza de que lo único que necesita para afianzar su credibilidad ante sus futuros familiares o empresa son su desempeño en su rol de marido, mujer o empleado… la etiqueta y buenas maneras en la mesa también tienen peso pues, hablan de su educación, de su habilidad de comportarse entre cualquier nivel socio-económico e inclusive, de su confianza en si mismo.

Seamos sensatos; hay muchas de estas reglas o normas que parecen demasiado estrictas y estiradas… Sin embargo, hay otras tantas que no pasarán nunca ¨de moda¨ -por ejemplo; el hecho de que poner los codos sobre la mesa sea 'mala educación' es debido a que las personas que están a sus lados, no se verán entre ellas. Esa es mi teoría personal, pero buscando, encontré otras dos teorías: una relata que en la Edad Media, en los castillos, no había comedores, y las mesas eran improvisadas montando unas tablas sobre unos caballetes; todos los comensales se sentaban a un solo lado, y si apoyaban los codos, pues tumbarían la mesa. Otra de estas teorías, mas parecida a la mía, dice que en antaño las familias eran muy numerosas, por lo tanto, no comían todos cómodos cuando fulano subía los codos a la mesa.

Independientemente de cómo haya sido la norma en cuanto a la etiqueta de mesa en su hogar, ponga cuidado, pues muchas de estas normas tienen sentido común y no es tan complicado como parece. Muchas de éstas reglas de protocolo lo harán sentir como parte de la realeza en un restaurante elegante de talla mundial, en vez de hacerlo sentir fuera de lugar.


Comparte tu receta