El mercadeo del vino italiano en la historia y en Colombia.
Articulos > Vinos y otras Bebidas > El mercadeo del vino italiano en la historia y en Colombia.
El mercadeo del vino italiano en la historia y en Colombia.
Luca Faettini
2015-05-27
2021 Visitas a El mercadeo del vino italiano en la historia y en Colombia. Comentarios sobre El mercadeo del vino italiano en la historia y en Colombia.

 

Para hablar de las exportaciones del vino italiano vale la pena empezar a partir de la historia antigua.
Aunque parezca extraño que el origen de este "negocio" se remonte a mucho antes de la tecnología moderna, nos hace reflexionar sobre cómo, al final de cuentas, los italianos nunca hemos cambiado y que los instrumentos que utilizamos para el mercado han sido casi siempre los mismos.
El impresionante testimonio del imperio romano es el fundamento de esta historia. Aunque la viticultura llego a Italia con la emigración de los griegos de su patria, el gran desarrollo de ésta fue de origen Romano. Por la óptima calidad de la tierra y el buen clima, la viticultura se difundió por toda la península, y gracias a los primeros estudios enológicos romanos el vino adquirió una calidad que para la antigüedad era lo mejor que pudo haber resultado. Este prestigio le aseguró al país un verdadero monopolio sobre
las exportaciones del vino, y sucesivamente sobre la producción en otras regiones de Europa durante la expansión del Imperio. A esto se debe a que la viticultura este presente en casi toda la superficie Europea. Como aún se hace, el vino se transportaba tanto por mar como por tierra. Muchos relatos encontrados de barcos romanos atestiguan cómo el tráfico mercantil de vinos provenientes de Italia era de fuerte. Un ejemplo importante es un relato llamado ¨La Nave di Albenga¨. Esta nave mercantil, de cuarenta metros de larga y diez de ancha, transportaba diez mil ánforas de vino ¨Italiano¨, o sea, alrededor de 390,000 litros.
 
Analizando la producción vinícola de este año (Coldiretti 2010-2011) Italia, que siempre estuvo como uno de los mayores productores del vino a nivel mundial, llego a ocupar el primer puesto, sobrepasando a Francia. Los datos de la comisión de la Unión Europea revelan que Italia produce 49,6 millones de hectolitros (100 litros cada uno) sobre un total Europeo de 157,2 millones de hectolitros.
 
Analizando la producción vinícola Italiana de este último año en detalle, se nota una baja del 9%, sin embargo ha tenido un leve incremento en las zonas del centro y del sur. Otro dato señala un incremento en los  vinos de calidad producidos, vinos con catalogaciones DOC y DOP (Denominación de Origen de Calidad y Denominación de Origen Protegida, respectivamente) los cuales han incrementado en un 5%, respecto a cinco años atrás, subiendo la cantidad total a un 37% del vino producido en Italia.
 
Hablando de exportaciones, este país no parece haber perdido la tradición y el renombre que tenía en el tiempo del Imperio Romano aún con algunos de los datos negativos que veremos más adelante. Los datos (Fuente: ISTAT) hablan claro; la fuerte crisis económica mundial ha aporreado las exportaciones de vino, sin embargo, en estos últimos meses se ha visto una recuperación lenta pero positiva frente a los mercados. Observando las exportaciones de vino embotellado, se nota que en términos de volumen, el crecimiento esta todavía limitado (+2% en febrero), mientras que en términos de valor el producto embotellado sigue subiendo (+9%), sobretodo en los mercados de Estados Unidos y el norte de Europa.
 
Vale la pena mencionar los espumantes o vinos espumosos. Este tipo de vino esta teniendo una gran acogida en el exterior. Increíblemente en el mes de febrero (Fuente: ISTAT) se vio un incremento del 21%, frente a aquel de los vinos de calidad DOP, (por ejemplo el Prosecco) para los cuales el mercado sigue en crecimiento (35% anualmente).
 
¿Quienes son los mayores compradores? Siempre los primeros en la lista son los Estados Unidos, seguido por los países del norte de la Unión Europea. En el Japón y en la China las exportaciones italianas tienen un gran éxito, por esto se considera que son el próximo gran mercado. Con lo que respecta a Suramérica, el único país que importa una cantidad significativa de los vinos de este país es el Brasil.
 
¿Cómo está el mercado de vinos italianos en Colombia?
En Colombia el desarrollo del mercado vinícola se le debe atribuir a la distribución masiva y a las grandes superficies.
 
El pionero fue Carrefour en los años 80, cuando inauguró, en Bogotá el primer club del vino, con la meta de vender buenos vinos suramericanos y europeos a buen precio. Esta idea fue exitosa, pues el resto de supermercados comenzó a imitar esta innovación. Con el paso de los años el número de importadores aumentó, introduciendo en el país nuevos vinos de variedades desconocidas para el consumidor, como por ejemplo el Tempranillo español, el Pinot Noir francés, y el Sangiovese Italiano. Esto resultó en confusión del consumidor, pues no existía todavía una estructura de información y promoción adecuada para estos nuevos productos.
 
El desarrollo verdadero de la promoción y el aumento de información con respecto al vino tuvieron lugar en la primera década de este siglo. En este periodo comenzaron a aparecer revistas de vinos y gastronomía en las librerías, y surgió el primer diplomado como sommelier en la historia de Colombia, José Rafael Arango, a quien he tenido el placer de conocer personalmente en Medellín. En estos años la pasión por el vino aumentó velozmente con el consiguiente incremento de su consumo, sobretodo en las principales ciudades del pais. En el año 2010 nace la Asociación de Sommeliers de Colombia, la cual fue inmediatamente reconocida por la APAS, o sea, la Asociación de Sommeliers Panamericana.
 
El vino italiano comenzó su mercado en la costa Colombiana, en Cartagena. El primer vino vendido fue el amarone, muy amado por mi pues es el vino de mi tierra, Verona. Desde este momento el vino italiano empezó a ser conocido en el país pero sin resultados visibles en el mercado.
 
¿Pero porqué será que los vinos italianos todavía no tienen éxito en el
mercado colombiano?
El primer obstáculo para el consumidor es el precio. Los vinos italianos que se venden en Colombia son muy pocos y aún no hay una estrategia de mercadeo adecuada para venderlos, además de que faltan personas preparadas para promoverlos.
 
Para Colombia el vino italiano es todavía un inmenso territorio por recorrer y descubrir. Vale la pena recordar que Italia es el principal productor de vino en el mundo y que sus vinos tienen calidades y precios variables; se puede tomar vinos excepcionales sin gastar demasiado, y la variedad de productos vinícolas es inmensa.

Comparte tu receta